"Lo único imposible es aquello que no intentas"
Nutrición

¡Alimentación saludable en 9 pasos!

frutasyverduras

1. ¡Empieza ahora!

Comenzar a utilizar las escaleras en el trabajo, reducir la ingesta de grasas o aumentar gradualmente las raciones de fruta son cambios graduales y fáciles para comenzar el cambio de estilo de vida.

2. Come variado

Necesitamos aproximadamente 40 nutrientes y no existe ningún alimento que contenga todos, por lo que necesitamos un suministro variado de aliementos y hoy en día es muy fácil comer variado, tanto comprando alimentos frescos para cocinar como comprando comidas preparadas o comida para llevar.

Y sobre todo, recuerda ser equilibrado, si tomas una comida rica en grasas, cena ligero.

3. Los hidratos de carbono son la base fundamental de la dieta

La mayoría de la gente no toma suficientes alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz, las patatas y otros cereales. Más de la mitad de las calorías de su dieta deben venir de estos alimentos. Recuerda que hay enorme variedad de pan integral, la pasta y otros cereales para aumentar su ingesta de fibra.

4. Frutas y Verduras

Las frutas y verduras nos proporcionan nutrientes protectores y sensación de saciedad por lo que debemos intentar comer cinco raciones al día de estos alimentos.

5. Raciones moderadas: reducir y no eliminar alimentos

Si se ingieren las raciones adecuadas de cada alimento, es más fácil comer de todos los grupos de alimentos sin necesidad de eliminar ninguno. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100g de carne, media pieza de fruta, media taza de pasta cruda o 50ml de helado. Las comidas preparadas pueden ofrecer un medio práctico para controlar las raciones y a menudo aparecen las calorías que contienen en el envase, lo cual ayuda a su recuento. Si come fuera, podría compartir parte de su comida con un amigo.

6. No saltarse las comidas

Saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, puede conducir a una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta. Realizar una media mañana o una merienda puede ayudar a contener el hambre, pero no coma demasiado para no sustituir las comidas principales.

7. Agua, agua, agua…

Un adulto promedio necesita beber como mínimo 1,5 litros de líquidos al día, y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable. Otras opciones son los zumos, los refrescos (light), el té, el café, etc.

8. Muévete

Como hemos visto, la ingesta de demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio pueden dar lugar a un aumento de peso. La actividad física moderada ayuda a quemar las calorías que nos sobran. También es bueno para el corazón y para el sistema circulatorio, y para la salud en general y el bienestar. Así que haga de la actividad física una rutina diaria. ¡Use la escalera en vez del ascensor (tanto como para subir como para bajar)!. Dé un paseo en su descanso para comer. ¡No hace falta ser un atleta para moverse, un paseo es suficiente!

10. El equilibrio es la virtud

No hay alimentos “buenos” o “malos”, sólo dietas buenas o malas. No debemos sentirnos culpables de comer los alimentos que nos gustan, simplemente debemos tomarlos con moderación y escojer otros  que nos proporcionen equilibrio y variedad.

"El dolor es temporal, la gloria es eterna"
Haz click para comentar el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR